¿Seguro que te vas?
Este pedido puede ayudarte en tu trabajo, deja tu correo y te mandamos un cupón personalizado para tu carrito pero,
¡Date prisa! Sólo dura unas horas.

96 234 567 78

info@ficherotecnia.com

Menú

21 de Marzo del 2017

¿Pintura al Clorocaucho en mi proyecto ? No, gracias

Cuando nos encontramos con una cubierta con problemas de humedades en muchas ocasiones nos encontramos que se ha intentado hacer un arreglo con lo que comúnmente se conoce como pintura al clorocaucho.

Alguna casa comercial o profesionales no especializados en su afán de vender presentan este material como la panacea para solucionar los problemas de humedades en cubiertas, otorgándole las bondades de una lámina impermeabilizante además, su bajo coste acaba convenciendo al cliente final.
    
Los técnicos estamos en el deber profesional y moral dedar a conocer la realidad de este material, pues se trata de una pintura de acabado o protección para unos usos concretos y, en ningún caso, se aplica como lámina impermeabilizante como en muchas ocasiones, se quiere hacer ver.
    
Conozcamos la composición y usos de la Pintura al Caucho clorado o clorocaucho.
    
Es un tipo de pintura obtenida por disolución de caucho natural o sintético en tetracloruro de carbono y un tratamiento posterior con cloro. También se presenta modificado con otras resinas, como por ejemplo las alquídicas de secado al aire, que incrementan su resistencia a la luz.
   
Sus propiedades más destacables son: una perfecta adherencia al hierro, un rápido secado y una excelente resistencia al agua y a las humedades. En cambio es poco flexible y tiene una muy difícil aplicación con pistola proyectora, debido a su alta viscosidad en la mayoría de los preparados.
   
Esta pintura desempeñará una acción aislante que abarca desde protección de humedades, hasta la de fungicida para evitar la anidación de hongos y de otros microorganismos.
   
Se utilizan sobre superficies de madera, metal, cemento, hormigón y ladrillo visto en fachadas y paredes medianeras.
   
Sin embargo al darse un uso inapropiado de la misma para impermeabilizar cubiertas te exponemos las 5 razones objetivas para combatir el uso fraudulento de la Pintura al Clorocaucho.
   
Razón 1: CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN (CTE)

Es un material que no se contempla directamente para su uso en cubiertas, como podemos ver en el DB- HS1  Protección frente a la humedad del CTE (vease enlace al CTE).

En el documento se citan explícitamente productos válidos para impermeabilizar: bituminosos, modificados bituminosos, poli cloruro de vinilo plastificado o PVC, etileno propileno dieno monómero (más conocido normalmente como EPDM) y Polielofinas

Más allá del CTE no olvidemos que no exite un DITE (Documento de idoneidad técnica) en el que se especifique que la pintura al clorocaucho se puede utilizar para impermeabilizar cubiertas.
   
Razón 2: NO APTA PARA INTERVENCIONES PARCIALES

Bien es cierto que suele utilizarse sin criterio para reparaciones puntuales en elementos singulares tales como juntas de dilatación, encuentro con antepechos o sumideros, teniendo estos el factor añadido de ser los puntos conflictivos de las cubiertas.

No olvidemos que al tratarse de una intervención superficial, las filtraciones las podemos seguir teniendo bajo la lámina impermeabilizante original.

Las intervenciones parciales, al igual que las generalistas, requieren una compatibilidad de materiales y una ejecución según marca la normativa y especificaciones del material impermeabilizante utilizado.
   
Razón 3: AUSENCIA DE GARANTÍAS

Los mismos aplicadores te remiten a la garantía del material y eso no es del todo correcto ya que se debe pedir también la garantía de la aplicación, más si cabe en una actuación” in situ”. Aún recibiéndola, desde la experiencia es arriesgado y, por ello se debería pedir además, un certificado a un laboratorio externo.

Esto se relaciona directamente con las responsabilidades de las compañías de seguros. Será dificil defenderse ante posibles demandas dado que estas soluciones no pueden contemplarse en sus clausulado, sino están sujetas a normativa.
   
Razón 4:  ESPECIFICACIONES DE LAS CASAS COMERCIALES

Las marcas comerciales venden este tipo de material como pintura de caucho clorado dejando la mayor de las veces claro en sus fichas técnicas de material que se trata de una pintura de protección o acabado.

Entre sus usos no se contempla la impermeabilización de cubiertas sino la protección de superficies acabadas en mortero de cemento e incluso estructuras metálicas.
   
Razón 5: SU CORRECTO FUNCIONAMIENTO NO CONTEMPLA EL ENCHARCAMIENTO O TAPADO POSTERIOR

Bien sabemos todos que las cubiertas presentan, más si cabe en rehabilitación, zonas cóncavas donde se encharca el agua.

Tendríamos que tener una superficie extremadamente lisa donde el agua no durmiera para contar con la efectividad de este material.
   
Estas son 5 razones de peso, basadas en hechos objetivos y demostrables de que una pintura al clorocaucho no es apta para la impermeabilización de cubiertas, aunque seguro que podríamos encontrar alguna más.
   
Cómo conclusión podríamos decir que la aplicación de la pintura al clorocaucho no genera una lámina impermeabilizante. Las impermeabilizaciones para cubiertas se han de realizar con materiales aptos para este uso y bajo certificados DITE de las casas comerciales que nos permitan usarlos con tranquilidad dada la casi nula normativa que las ampara, tema para profundizar en futuros post.
   
Volver a Noticias

Próxima Noticia

19 de Octubre del 2018

6 razones para ser colaborador en Ficherotecnia desde hoy

Leer más
Aceptar politica de cookies
Las cookies permiten mejorar su navegación. Al utilizar nuestros servicios aceptas la política de cookies.